¿Cómo cocinar carrilleras de cerdo al vino tinto?

Las carrilleras de cerdo al vino tinto son un plato delicioso y fácil de preparar que se ha convertido en una opción muy popular en muchos hogares. Su sabor suave y jugoso, combinado con una salsa rica y sabrosa, hacen de este plato una verdadera delicia culinaria.

Preparación de las carrilleras

Para comenzar a preparar la receta carrillera de cerdo al vino tinto, es importante sazonarlas con sal y pimienta al gusto. Esto ayudará a realzar los sabores de la carne y a potenciar su sabor. Una vez sazonadas, las pasamos por harina, cubriéndolas completamente.

A continuación, calentamos un poco de aceite en una olla a presión y marcamos las carrilleras de cerdo por ambos lados hasta que estén bien doradas. Este paso ayudará a sellar los jugos y mantener la jugosidad de la carne.

Tambien Te Puede Interesar¿Qué necesitas para un Choripán Argentino casero y delicioso?¿Qué necesitas para un Choripán Argentino casero y delicioso?

Marcar las carrilleras

Para marcar las carrilleras de cerdo al vino tinto, primero debemos salpimentarlas al gusto para realzar sus sabores. Una vez sazonadas, las pasamos por harina, cubriéndolas completamente. Esto ayudará a crear una capa externa crujiente y a mantener la jugosidad de la carne durante la cocción.

En una olla a presión, calentamos un poco de aceite a fuego medio-alto. Una vez que el aceite esté caliente, colocamos las carrilleras de cerdo en la olla y las cocinamos por ambos lados hasta que estén bien doradas. Esto es importante para sellar los jugos de la carne y obtener una textura y sabor más deliciosos.

Tambien Te Puede InteresarCarrilleras de Ternera al Vino Tinto: Receta TradicionalCarrilleras de Ternera al Vino Tinto: Receta Tradicional

Pochado de verduras

Para realzar el sabor de las carrilleras de cerdo al vino tinto, es necesario pochar una variedad de verduras en la misma olla en la que se doraron las carrilleras de cerdo. Este paso aportará una base de sabor muy aromática a la salsa.

Comenzamos añadiendo pimientos, ajos, cebollas y zanahorias en la olla. Estas verduras aportarán dulzura y profundidad a la salsa. Cocinamos las verduras a fuego medio hasta que estén tiernas y comiencen a dorarse ligeramente.

Cocción con vino tinto y caldo

Una vez que las verduras estén pochadas, es momento de agregar un toque de sabor con vino tinto. Vertemos una cantidad generosa de vino tinto en la olla, suficiente para cubrir parcialmente las carrilleras de cerdo y las verduras. El vino aportará un sabor rico y complejo a la salsa.

A continuación, añadimos caldo de carne a la olla, cubriendo completamente las carrilleras de cerdo y las verduras. El caldo de carne agregará una nota de sabor salada y umami, que complementará a la perfección el vino tinto.

Dejamos que la olla alcance la presión deseada y cocemos las carrilleras de cerdo en la olla a presión durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que la carne esté tierna y se deshaga fácilmente con un tenedor.

Triturado de verduras

Una vez que las carrilleras de cerdo al vino tinto estén cocidas y tiernas, es momento de darle el toque final a la salsa. Para ello, retiramos las carrilleras de cerdo de la olla y reservamos en un plato aparte.

Luego, con la ayuda de una batidora de mano o un procesador de alimentos, trituramos las verduras y el líquido de cocción en la olla hasta obtener una salsa suave y homogénea. Esto nos dará una salsa rica en sabores y texturas que complementará perfectamente la carne.

Espesado de la salsa

Una vez que hayamos triturado las verduras para hacer la salsa de las carrilleras de cerdo al vino tinto, es posible que queramos darle un poco más de consistencia y espesor. Para lograr esto, volvemos a llevar la salsa a fuego medio-alto y la dejamos hervir suavemente.

El calor ayudará a evaporar parte del líquido de la salsa, concentrando sus sabores y permitiendo que espese de manera natural. Debemos estar atentos y remover ocasionalmente para asegurarnos de que no se pegue en el fondo de la olla.

Con un tiempo de hervor adicional, la salsa se reducirá y adquirirá una consistencia más espesa y deliciosa. Una vez que hayamos logrado la textura deseada, podemos apagar el fuego y dejar reposar la salsa por unos minutos antes de servirla junto con las jugosas carrilleras de cerdo. Esta combinación de sabores y texturas hará que tu receta carrillera de cerdo sea todo un éxito en la mesa.

Presentación y servicio

Una vez que hayamos preparado las deliciosas carrilleras de cerdo al vino tinto y la salsa esté lista, es momento de servir este exquisito plato. Para hacerlo, colocamos las carrilleras de cerdo en un plato o fuente de servir.

Puedes optar por cortar las carrilleras de cerdo en trozos más pequeños si lo deseas. Luego, vertemos generosamente la salsa de vino tinto sobre las carrilleras de cerdo, asegurándonos de cubrirlas por completo. Esto permitirá que la carne absorba los sabores de la salsa y quede aún más jugosa y sabrosa.

Como guarnición, puedes acompañar las carrilleras de cerdo con unas patatas asadas, puré de patatas, arroz blanco o incluso una ensalada fresca. Esto añadirá variedad y complementará de maravilla los sabores de la carne y la salsa.

Finalmente, sirve las carrilleras de cerdo al vino tinto bien caliente y disfruta de esta deliciosa preparación. No olvides tener pan fresco a mano para mojar en la exquisita salsa y aprovechar hasta la última gota de sabor.

¡Buen provecho!

Go up